Novedades

Grid List

03 de Noviembre: Fiesta de San Martín de Porres

09 de Noviembre: Primeras Comuniones en Parroquia Inmaculada Concepción

10 de Noviembre: Primeras Comuniones en Virgen del Rosario de San Nicolás

                               Jornada Nacional del Enfermo

17 de Noviembre: Peregrinación Diocesana  a Loreto

29 de Noviembre:  20 Hs Inicia Novena con Celebración de Confirmaciones con presencia del Obispo

30 de Noviembre: Festival Ecuménico de Coros

0
0
0
s2smodern

Alumnos y sus familias, docentes y comunidad unidos en la oración a la Virgen en el Santo Rosario.

Culminando el mes de Octubre rogando por las familias y una nueva primavera para la misión de la Iglesia.

0
0
0
s2smodern

El 1 de noviembre la Iglesia Católica se llena de alegría al celebrar la Solemnidad de Todos los Santos, tanto aquellos conocidos como los desconocidos, que con su vida son ejemplo de que sí es posible llegar al cielo.

“Hoy nosotros estamos inmersos con el espíritu entre esta muchedumbre innumerable de santos, de salvados, los cuales, a partir del justo Abel, hasta el que quizá está muriendo en este momento en alguna parte del mundo, nos rodean, nos animan, y cantan todos juntos un poderoso himno de gloria”, decía San Juan Pablo II un primero de noviembre de 1980.

Posteriormente el Papa Gregorio IV, en el siglo VII, trasladó la fiesta al 1 de noviembre, muy probablemente para contrarrestar la celebración pagana del “Samhain” o año nuevo celta (en la actualidad Halloween) que se celebra la noche del 31 de octubre.

En el 2013 el Papa Francisco, ante una gran multitud de gente, exhortó: “Dios te dice: no tengas miedo de la santidad, no tengas miedo de apuntar alto, de dejarte amar y purificar por Dios, no tengas miedo de dejarte guiar por el Espíritu Santo. Dejémonos contagiar por la santidad de Dios”.

0
0
0
s2smodern

Domingo 3 de Noviembre - 18:30 Hs

Fiesta de San Martín de Porres -

Santa Misa en Ermita de Continuación Ambrosetti casi Costanera.

Los esperamos!

0
0
0
s2smodern

El día 28 de Septiembre, con alegría, sentimientos de gratitud y  devoción hacia la Beata María Felicia de Jesís Sacramentado “Chiquitunga”, fueron recibidas sus reliquias en la Parroquia Inmaculada Concepción,  enviadas por las Hermanas Carmelitas Descalzas de Asunción (Paraguay).

Una delegación de la Acción Católica del Paraguay, representantes de la Acción Católica de la diócesis de Oberá, el Consejo diocesano de la Acción Católica de Posadas, jóvenes de las diversas parroquias, y una nutrida concurrencia de fieles colmaron el Templo parroquial desde temprano para participar del acontecimiento.

La Santa Misa,  presidida por el Padre César Benítez Martínez y concelebrada por el Padre Ángel Rojas,  se inició con el descubrimiento de la imagen y bendición de las reliquias que fueron recibidas con júbilo e intensa emoción.

Las reliquias, acompañadas de la imagen de la Beata Chiquitunga, junto al certificado de autenticidad de las mismas y un breve resumen de su biografía,  significan una forma de presencia en medio de la comunidad y junto a los fieles para acompañar al pueblo de Dios con su testimonio de un vivo amor a Cristo Jesús, de modo especial a Jesús Sacramentado.

Así, quedan su imagen y reliquias para nuestra veneración y confiarnos a su intercesión. Invitamos a todos los que deseen a orar por su pronta canonización.  

¡Alabado sea Jesucristo!

 

0
0
0
s2smodern

Estás invitado/a  a participar de la próxima Feria Americana Parroquial

Cómo? Acercando:

☑Ropas (usadas y en buen estado, o nuevas) 

☑Elementos para la casa

☑Utensilios de cocina

☑Vajilla

☑Objetos de decoración

☑Plantas

☑Herramientas 

☑Lo que ya no uses y tenga algún valor comercial.

Todo lo que sea, en buen estado!!

Para qué? Para el sostenimiento de nuestra  Parroquia

MUCHAS GRACIAS!!! BENDICIONES!!

Podés acercarlo antes de cada Misa  o en Secretaría Parroquial 

 - Lunes a Viernes de 13 a 20 Hs –

0
0
0
s2smodern

Carta de monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas, para el domingo 29 durante el año
[20 de octubre de 2019]

En el inicio de esta carta quiero pedir especialmente en este día por todas las madres. Nuestra gente sencilla, el pueblo que no forma parte ni del poder mediático, ni de ideologías de género, ni de luchas feministas fundamentalistas, tiene una gran veneración por la maternidad. La maternidad alegra el corazón de la mujer y de las familias. La maternidad es un don, el don de la vida.
El texto del Evangelio de este domingo (Lc 18,1-8), nos presenta a Jesús enseñando con una parábola, que es necesario orar siempre sin desanimarse. Nos dice que si un hombre injusto es capaz de escuchar a quien insiste para no seguir siendo molestado, con cuanta más razón Dios escuchará a sus elegidos que claman a él día y noche.


Desde ya que debemos considerar de gran valor que nuestra gente tenga una fuerte búsqueda de espiritualidad aún en un medioambiente secularista. Pero es cierto que la religiosidad si no asume un camino de maduración en la fe, puede quedar anclada en meras devociones, acciones rituales vaciadas de compromisos con la vida y hasta el riesgo de generar desequilibrios afectivos y sicológicos. En este sentido en el documento del Episcopado argentino «Navega mar adentro» se hace referencia a los desvíos religiosos provocados por algunas sectas, pero también a posturas parecidas que pueden darse en nuestras comunidades y hasta en sacerdotes y predicadores que no ayudan a madurar la fe de nuestro pueblo. «El hambre de Dios que tiene nuestro pueblo se ve tentado por una oferta masiva de algunas sectas que presentan la religión como un mero artículo de consumo, y con acciones proselitistas ganan adeptos al proponer una fe individualista, carente de compromisos sociales, estables y solidarios, proclamando una mágica intervención de lo alto que hace prosperar y sana» (NMA 30).


Considero conveniente recordar que la fe para los cristianos está ligada al misterio de la Encarnación y de la Pascua. Es preocupante ver cómo hay cristianos que vinculan las enfermedades físicas al pecado y al demonio, acentuado por reuniones litúrgicas en donde Dios obra sanaciones y la salud. Es cierto que Dios puede obrar milagros, pero estos hechos son extraordinarios y tienen poco que ver con estos encuentros de sanación rituales y masivos. Muchas veces la superstición cultural también lleva a considerar posesiones del demonio y necesidad de exorcismos donde en realidad hay problemas de enfermedades físicas o sicológicas. Con esta actitud no se respeta la justa autonomía de las realidades naturales que nos señala el Concilio Vaticano II, en la constitución «Gaudium et Spes». La misma nos dice: «Si por autonomía de la realidad se quiere decir que las cosas creadas y la sociedad misma gozan de propias leyes y valores, que el hombre ha de descubrir, emplear y ordenar poco a poco, es absolutamente legítima esta exigencia de autonomía. No es sólo que la reclamen imperiosamente los hombres de nuestro tiempo. Es que además responde a la voluntad del Creador. Pues, por la propia naturaleza de la creación, todas las cosas están dotadas de consistencia, verdad y bondad propias y de un propio orden regulado, que el hombre debe respetar con el reconocimiento de la metodología particular de cada ciencia o arte. Por ello, la investigación metódica en todos los campos del saber, si está realizada de una forma auténticamente científica y conforme a las normas morales, nunca será en realidad contraria a la fe, porque las realidades profanas y las de la fe tienen su origen en un mismo Dios. Más aún, quien con perseverancia y humildad se esfuerza por penetrar en los secretos de la realidad, está llevado, aun sin saberlo, como por la mano de Dios, quien, sosteniendo todas las cosas, da a todas ellas el ser. Son, a este respecto, de deplorar ciertas actitudes que, por no comprender bien el sentido de la legítima autonomía de la ciencia, se han dado algunas veces entre los propios cristianos; actitudes que, seguidas de agrias polémicas, indujeron a muchos a establecer una oposición entre la ciencia y la fe» (GS 36).


Considero que debemos meditar seriamente este texto y enseñanza del Concilio, ya que en la acción evangelizadora de la Iglesia, no podemos asumir recursos efectistas o bien proselitistas para sumar gente. El anuncio evangelizador para que sea salvífico requerirá siempre no eludir la Pascua, o sea, el valor del sufrimiento y de la cruz para encaminarnos a la vida nueva de los hijos de Dios. En mi vida sacerdotal me ha tocado acompañar a muchos enfermos que estaban en estado de gracia y siguieron estando enfermos y nunca he dudado y ellos tampoco, que su sufrimiento tenía un sentido redentor. En todo caso siempre debe quedar claro que nuestra oración por los enfermos y la sanación espiritual que realizamos respetan la autonomía del orden natural y que los milagros que Dios puede obrar son hechos extraordinarios y poco tienen que ver con la fe de la Iglesia estas sanaciones mediáticas y masivas.
Un saludo cercano y hasta el próximo domingo.
Mons. Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas

0
0
0
s2smodern

Carta de monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas, para el domingo 24 durante el año
[15 de septiembre de 2019]

Este domingo el Evangelio que leemos (Lc 15,1-32), nos presenta las llamadas parábolas de la misericordia de Dios. En realidad, son las respuestas en parábolas que el Señor da a los fariseos y los escribas que se escandalizaban y murmuraban contra Él: «Este hombre recibe a los pecadores y come con ellos» (Lc 15,2). El Señor les responde con la parábola de la oveja perdida, de la moneda perdida y encontrada, y del padre misericordioso. Les dice: «Les aseguro que de la misma manera, habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta, que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse» (Lc 15,7).
Desde ya que esta Palabra de Dios que leemos nos ayuda a profundizar sobre la necesaria conversión que tenemos que realizar los cristianos, tanto a nivel personal, como eclesial. En nuestra Diócesis nos hemos planteado en el primer Sínodo la necesidad de asumir el documento de Aparecida, sobre todo en los desafíos de ser Misioneros de Jesucristo, buscando nuevas estrategias de evangelización, y de ser más discípulos profundizando la formación como camino al discipulado. Todo esto se vio ratificado con el pontificado del Papa Francisco, a través de sus encíclicas, sus gestos y sus palabras.
El desafío de nuestro tiempo será salir a buscar a aquellos que no lo conocen a Dios, a los que no están. Es interesante la referencia específica que realiza Aparecida a los nuevos problemas que presenta la pastoral urbana y que también nos debe hacer reflexionar a nosotros: «La ciudad se ha convertido en el lugar propio de nuevas culturas que se están gestando e imponiendo con un nuevo lenguaje y una nueva simbología.
Esta mentalidad urbana se extiende también al mismo mundo rural. En definitiva, la ciudad trata de armonizar la necesidad del desarrollo con el desarrollo de las necesidades fracasando frecuentemente en este propósito… La Iglesia en sus inicios se formó en las grandes ciudades de su tiempo y se sirvió de ellas para extenderse. Por eso, podemos realizar con alegría y valentía la evangelización de la ciudad actual. Ante la nueva realidad de la ciudad se realizan en la Iglesia nuevas experiencias, tales como la renovación de las parroquias, sectorización, nuevos ministerios, nuevas asociaciones, grupos, comunidades y movimientos. Pero se notan actitudes de miedo a la pastoral urbana; tendencias a encerrarse en los métodos antiguos y de tomar una actitud de defensa ante la nueva cultura, de sentimientos de impotencia ante las grandes dificultades de las ciudades» (DA 511-513).
En la Diócesis venimos buscando caminos que nos movilicen a vivir esta dimensión discipular y misionera, sabiendo que no podemos evangelizar si no amamos. Si no vemos al mundo y al hombre -varón y mujer concretos de hoy- con cierto optimismo, positivamente; si no tratamos de ver también que la semilla del Verbo está en nuestra realidad;si no tenemos una actitud de amor y diálogo, no podemos captar los códigos desde los cuales tendremos que evangelizar. Tendremos que proponernos vivir este espíritu de salida, un salir misionero, ir a todos, a los más alejados y a los que están más excluidos.
Como obispo y pastor de la diócesis, me alegra profundamente el esfuerzo de las comunidades por asumir el desafío de buscar caminos de misión que respondan a tantas demandas que se van intensificando. A veces nos sentimos insuficientes, pero debemos agradecer a Dios que nuestros laicos, consagrados, diáconos y sacerdotes ponen el corazón para que podamos ser una Iglesia cada día un poco más samaritana y misionera, que con misericordia sale al encuentro de los que sufren y están excluidos.
Este fin de semanaen nuestro Santuario de Loreto, hemos tenido la «Asamblea diocesana de la Familia» en donde los matrimonios delegados de las parroquias y los movimientos eclesiales, junto al Secretariado diocesano para la Familia, nos planteamos el camino pastoral que vamos realizando desde «Amoris Laetitia», documento asumido en la Asamblea diocesana de junio de 2017 con el deseo de acompañar con misericordia desde la tarea evangelizadora a las familias de nuestra diócesis. Hemos puesto todo lo vivido a los pies de nuestra madre de Loreto. Ella es patrona delas familias y, desde el santuario de Loreto como «casa de Nazaret» acompaña con amor de madre las situaciones de alegría ydolor.
Pidamos que en este domingo las parábolas de la misericordia nos ayuden a ser una Iglesia Samaritana y misionera.
Un saludo cercano y hasta el próximo domingo.
Mons. Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas

0
0
0
s2smodern

El domingo 25 de agosto de realizará la Jornada Diocesana de Infancia, Adolescencia y familias misioneras en el Polideportivo del Colegio Santa María en Sapiola y Centenario
Habrá distintas actividades y juegos recreativos. Servicio de cantina. La santa misa tendrá lugar a las 15,30.
La inscripción iniciará a las 8 y será de $20
Llevar alimentos no perecederos, ropa y juguetes para colaborar con el barrio Los lapachitos

0
0
0
s2smodern

A las 17 se celebrará la Misa Central presidida por el Obispo de la Diócesis de Posadas, Juan Rubén Martínez, previa procesión con la imagen del santo por el barrio.

Se desarrolla la novena y el miércoles hay misa cada hora desde las 6 a las 11.

A las 13:30 habrá almuerzo comunitario con venta de empanadas, pancitos y dulces.

A las 16 será la procesión por las calles del barrio Yacyretá donde se ubica la parroquia San Cayetano y a las 17 la Misa Central presidida por el Obispo de la Diócesis de Posadas, Monseñor Juan Rubén Martínez.

Después siguen las misas a las 18:30; 19:30; 20:30; 21:30 y la última es a las 22:30.
fuente: misiones online

0
0
0
s2smodern

Este domingo 4 de agosto, la Iglesia celebró el 160 aniversario del fallecimiento de San Juan María Vianney, el Santo Cura de Ars, patrono de nuestro Seminario Diocesano. Por lo tanto juntos compartimos su fiesta patronal, la celebración eucarística fue presidida por Monseñor Juan Rubén Martínez, concelebrada de manera especial por el obispo de la diócesis de Iguazú, Monseñor Marcelo Martorell, sacerdotes de la provincia, formadores del seminario, diáconos, seminaristas y por supuesto el pueblo de Dios compuesto por las familias de los seminaristas, familias de amigos.
Fue una jornada muy linda y emotiva, en la que el Seminario abrió sus puertas para recibir a todos, agradecer primero en la eucaristía y después compartir el tradicional almuerzo en el patio junto a las familias.

Durante la homilía, el obispo de la Diócesis de Posadas, Monseñor Juan Rubén Martínez, remarcó la enorme alegría de poder celebrar las Fiestas Patronales del Seminario y sobre todo el poder “decirle Amén a Dios, con un profundo agradecimiento, porque es el Señor de la historia y nos va acompañando en nuestra historia”. Además, destacó la importancia de nuestro Seminario, porque es un lugar emblemático y clave para la Evangelización del pueblo de Dios.
Compartimos algunos fragmentos de la homilía de Monseñor Juan Rubén:,
Qué lindo es poder celebrar hoy como familia diocesana en este lugar. Hoy se cumple un nuevo aniversario del fallecimiento del Santo Cura de Ars, nuestro patrono, el patrono del seminario, un ejemplo de vocación y de perseverancia.

Queremos decirle un Amén a Dios como muestra de profundo agradecimiento, porque él nos va acompañando y es ejemplo de muchos jóvenes. Qué bueno es celebrar la Eucaristía en este lugar, y que el seminario hoy pueda llegar a toda la provincia, gracias a los medios de comunicación que están transmitiendo en vivo. 
Celebramos en el seminario, en primer lugar queremos subrayar todo lo que significa este lugar, es un lugar emblemático y clave para la acción evangelizadora de la iglesia, de nuestra provincia y de la región. Qué bueno es estar acá en esta fiesta, queremos agradecer a los sacerdotes, pero de manera especial a mi hermano, el Obispo Monseñor Marcelo Martorell por venir a celebrar esta fiesta y a los muchachos que viven acá y a diario experimentan el llamado a la vocación. 

Hoy estamos aquí porque queremos hacer historia, en una época en la que hay muchas malas noticias, muchas informaciones que están cargadas como las coyunturas de avaricia y de poder. Sabemos que con amor podemos cambiar la historia. Celebrar la experiencia del amor de Dios, como lo están haciendo los jóvenes que están aquí respondiendo a Dios al llamado. Acá podemos vivenciar una experiencia muy fuerte, muy profunda. Dejándolo todo de alguna o de otra manera. 

Ese es el Señor y allí está nuestra respuesta. Este es un llamado que Dios nos va a haciendo a cada uno de nosotros. En el Evangelio nos narra cómo fue llamando a los apóstoles y hoy podemos ver como lo sigue haciendo con cada seminarista. Es Dios, que nos pone frente a la gratuidad de su llamado, Dios siempre llama al que Él quiere. Dios llama porque ama; llama y nos da una misión. Ese es el ministerio ligado a los apóstoles, a los sacerdotes por supuesto. 
Es importante que recordemos todos que los sacerdotes son íntimos colaboradores de los obispos y eso es importante que no nos olvidemos, porque ese también es el llamado del servicio a Dios.

Queremos agradecer y visibilizar esto que está pasando acá. Es un acontecimiento que tiene muchos frutos, y que los podemos ir viendo. Aquí se va amasando algo muy grande, Dios llama los que Él quiere, es bueno saber y reconocer que los sacerdotes no somos perfectos. Tratamos de cumplir el mandato de Dios, que desde nuestras fragilidades queremos contarlo, lo que nosotros anunciamos no es un amor propio, es el amo de Dios que nosotros experimentamos en nuestro llamado. Queremos ser un puente. 
Amar con misericordia es la tarea, la Iglesia quiso ponerlo de patrono de los sacerdotes al Cura de Ars, este hombre que en apariencia no hizo grandes cosas y que le fue difícil el ministerio. Dios le señalaba acciones que eran muy profundas, él tomó la antorcha de la oración y de la penitencia. 
Dios quiere que nos desapeguemos de tantísimas adicciones que tenemos en nuestros tiempos, el Cura de Ars nos demuestra que no fue imposible, que se podía lograr despegarse de la oferta materialista, eso sin lugar a dudas nos agobia. Ser así, seguir las corrientes, correrlo a Dios, nos hace pobres e insatisfechos a los ojos de Dios. Es bueno que sepamos que no nos llena el corazón ni el poder, ni la plata, lo hace Dios si les damos el lugar. Dios es dios y el resto de las cosas son superfluas. 

Cuando le damos el lugar a Dios todo lo demás va desapareciendo. Lo podemos ver a través de os hombres, Dios lo hace grande. El Cura de Ars confesaba horas y horas, era instrumento del amor de Dios, la gente venía a confesarse y a hablar de Dios porque lo necesitaba y el sabia que esa era su tarea.

Queremos pedirle al Santo Cura de Ars que como sacerdotes podamos orientarnos, que nos ayude a los sacerdotes como lo hacen tantas mujeres y varones santos, que nos ayuden a vincularnos de manera fundamental sabiendo que el único camino es el amor que nos hace sentir su presencia. Una vez más queremos decir que lindo es estar acá, que lindo es celebrar y poder hacer un profundo agradecimiento por tantos sacerdotes y seminaristas que responden el llamado.

0
0
0
s2smodern

Este jueves se realiza la jornada de Santificación del Clero, en la casa de Retiro de Fátima, y culminará con una misa en la Parroquia Sagrado Corazón de Miguel Lanús a las 19:00 hs. presidida por el obispo Monseñor Juan Rubén Martínez.

De la Jornada participan más de 35 sacerdotes y diáconos de la Diócesis. Las actividades comenzaron a la mañana con la reflexión del RP. Jaime Worwerk, seguido de adoración al Santísimo. A las 12:00 almuerzo. A las 16:00 meditación a cargo de Pbro. José Luis Fernández. 17:00 hs. Coffe Breck. 18:00 hs. partida a la Parroquia Sagrado Corazón de Miguel Lanús. A las 19:00 misa.

0
0
0
s2smodern

El Papa Francisco animó a servir con competencia y compasión a las personas que tienen algún tipo de discapacidad.

Así lo indicó el Santo Padre este jueves 31 de octubre al recibir en el Aula Pablo VI a más de cinco mil personas de la fundación Gnocchi, entre los que estaban los dirigentes, empleados, pacientes con sus familias y voluntarios, en ocasión del décimo aniversario de la beatificación de su fundador, P. Carlo Gnocchi.

“No se cansen de servir a los últimos en la difícil frontera de la enfermedad y la discapacidad: junto con las más avanzadas terapias y técnicas para el cuerpo, ofrezcan las medicinas del alma, es decir, el consuelo y la ternura de Dios, a los que con confianza se dirigen a sus estructuras”, animó el Papa.

Durante su discurso, el Santo Padre animó a los presentes a continuar el ejemplo de su fundador, el beato Carlo Gnocchi, a quien llamó “apóstol de la caridad” porque “sirvió heroicamente a Cristo en los niños, los jóvenes, los pobres y los que sufren, desde el comienzo de su ministerio sacerdotal, como un educador apasionado”.

Después de la retirada de ese frente, el beato Gnocchi “trabajó incansablemente por los heridos y moribundos, y pensó en el diseño de una obra a favor de los huérfanos y niños mutilados por el estallido de los artefactos de guerra” y de regreso a Italia realizó este proyecto que “no fue solo una empresa social, sino movida por la caridad de Cristo. Una obra, un fruto de la caridad de Cristo”, explicó el Papa.

“Ustedes continúan su legado y, como un talento precioso, lo están multiplicando con el mismo celo apostólico y la misma fidelidad al Evangelio. Les agradezco a cada uno de ustedes: directores y responsables de los Centros, médicos y trabajadores, voluntarios y amigos. Y hoy están aquí, junto con los pacientes, los asistidos y sus familias, para confirmar su compromiso de estar cerca de los sufrimientos de las personas más frágiles, al estilo del Buen Samaritano y con el ejemplo de su beato fundador”, afirmó Francisco.

En esta línea, el Santo Padre destacó que “están llamados a conjugar el servicio social y sanitario con la acción evangelizadora en los aspectos concretos de la vida cotidiana” y es necesario “combatir con valentía las causas del sufrimiento y curar con amor el malestar de los que sufren o están en dificultades”.

Por ello, el Papa Francisco exhortó a realizar su servicio conjugando la competencia y la compasión.

Competencia y compasión

La competencia, dijo el Papa, “es el fruto de su preparación, de la experiencia y la actualización; y todo esto se apoya en una fuerte motivación para servir al prójimo que sufre, una motivación que en el cristiano está animada por la caridad de Cristo” y es “la cualidad que hace creíble el testimonio de los fieles laicos en los diferentes ambientes de la sociedad”.

Sobre la compasión, el Santo Padre explicó que “se trata de ‘sufrir con’, de compadecer como Jesús que, por amor al hombre, se hizo hombre para poder compartir plenamente, de una manera muy real, en carne y hueso, como se nos muestra en su pasión”.

De este modo, el Pontífice renovó su aprecio “por el servicio que prestan a quienes se encuentran en dificultades” y los animó “a continuar su camino en su compromiso con la promoción humana, que es también una contribución indispensable a la misión evangelizadora de la Iglesia. En efecto, el anuncio del Evangelio es más creíble gracias al amor concreto con el que los discípulos de Jesús dan testimonio de su fe en Él”.

“¡Que el testimonio humano y cristiano del beato don Carlo Gnocchi, caracterizado por el amor a los más débiles, guíe siempre sus decisiones y sus actividades! Que el Señor les conceda ser en todas partes mensajeros de su misericordia y su consuelo, mensajeros de su ternura”, exhortó el Papa.

No es la primera vez que el Papa se encuentra con los miembros de esta institución. El Jueves Santo de 2014 visitó el Centro Santa María de la Providencia, perteneciente a la Fundación Don Carlo Gnocchi, en donde lavó los pies a algunas personas durante la Misa 'in Coena Domini'.

0
0
0
s2smodern

El Papa Francisco invitó a vivir con esperanza la próxima solemnidad de todos los Santos y la memoria de los fieles difuntos.

Al terminar la audiencia general de este miércoles 30 de octubre, el Santo Padre recordó una enseñanza de San Juan Pablo II para vivir con esperanza la comunión de los santos.

Por ello, el Pontífice invitó a “vivir el misterio de la comunión de los santos con la esperanza que brota de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo”. 

0
0
0
s2smodern

El Papa Francisco recordó que el Espíritu Santo es “el protagonista de la misión de la Iglesia”. Así lo indicó durante la Audiencia General de este miércoles 30 de octubre ante miles de fieles reunidos en la Plaza de San Pedro.

“El Espíritu Santo es el protagonista de la misión de la Iglesia: es Él quien guía el camino de los evangelizadores mostrando los caminos a seguir”, señaló el Santo Padre durante su catequesis en la que continuó reflexionando sobre el libro de los Hechos de los Apóstoles.

En concreto, el Pontífice reflexionó sobre el pasaje bíblico en el que San Pablo va a evangelizar a Macedonia, lugar que visitó también el Papa Francisco en mayo de 2019.

“El pueblo de Macedonia del Norte está muy orgulloso de haber llamado a Pablo para que anunciara a Jesucristo. Recuerdo mucho a este hermoso pueblo que me acogió con tanto afecto, que conserven esta fe que Paolo les predicó”, añadió el Santo Padre.

En esta línea, el Santo Padre explicó que Lidia era una comerciante “creyente en Dios a quien el Señor abrió el corazón para adherirse a las palabras de Pablo”.

“Esta apertura del corazón testimonia la eficacia de la predicación apostólica y es consecuencia del ‘toque’ delicado pero incisivo del Espíritu quien obra junto y a través del evangelizador. Una vez que el corazón está abierto, la persona puede dar hospitalidad a Cristo y a los otros”, destacó el Papa quien dijo que este hecho es “un testimonio del desembarco del cristianismo en Europa: el comienzo de un proceso de inculturación que continúa hasta hoy”.

Después, el Pontífice relató que Pablo y Silas estuvieron en la cárcel “pasaron de la consolación” de la conversión de Lidia a la “desolación de la cárcel” por haber liberado en el nombre de Jesús a una esclava que “trajo muchas ganancias a sus amos” con el oficio de adivinadora.

Por ello, Francisco relató que en Buenos Aires “en un parque muy grande, había más de 60 mesitas, donde estaban sentados los ‘adivinadores’, las ‘adivinadoras’, que leían la mano, y la gente creía en esas cosas, y paga”, adviritó.

“En medio de la noche, él creyó en el Señor Jesús, junto a toda su familia, acogió a los apóstoles en su casa, les lavó las heridas y recibió el Bautismo. Después, lleno de alegría por haber creído en Dios preparó la mesa y celebraron una fiesta. En medio de la noche, para el carcelero y su familia brilló la luz de Cristo, se rompieron las cadenas del corazón y experimentaron una alegría indescriptible”, señaló el Papa.

De este modo, el Santo Padre improvisó para describir que “así el Espíritu Santo está haciendo la misión, desde el inicio, desde Pentecostés hasta después. Él es el protagonista de la misión, y nos lleva hacia adelante. Es necesario ser fiel a la vocación que el Espíritu nos mueve a hacer, para llevar el Evangelio”.

“Pidamos hoy también nosotros al Espíritu Santo un corazón abierto, sensible a Dios y acogedor hacia los hermanos, como el de Lidia, una fe audaz, como la de Pablo y Silas, y también una apertura de corazón, como la del carcelero que se dejó tocar por el Espíritu Santo”, concluyó.

0
0
0
s2smodern

El Papa Francisco, a partir de la Carta de San Pablo a los Romanos, hizo un llamado a la esperanza, porque “los sufrimientos del tiempo presente no son comparables a la alegría futura que se revelará en nosotros”.

“Esa es la esperanza: vivir orientados a la revelación del Señor, orientados al encuentro con el Señor”, subrayó el Pontífice. El Papa, en su homilía de la Misa celebrada este martes 29 de octubre en Casa Santa Marta, comparó la esperanza con “lanzar el ancla hacia la otra orilla” y amarrarse al cabo.

“La esperanza es ese vivir en tensión, siempre. Saber que no podemos echar raíces aquí: la vida del cristiano está ‘en tensión hacia’. Si un cristiano pierde esa perspectiva, su vida se vuelve estática y las cosas que no se mueven se corrompen”, advirtió.

El Papa puso un ejemplo de lo que trataba de explicar: “Pensemos en el agua: cuando el agua se detiene, no circula, no se mueve, se corrompe. Un cristiano que no es capaz de estar en acción, de estar en tensión hacia otra orilla, le falta algo: terminará corrompido. Para él, la vida cristiana será una doctrina filosófica, la vivirá así, dirá que es fe, pero sin esperanza no lo es”.

La caridad se refiere “al bien que hacemos al prójimo, a los demás”. Pero la esperanza presenta más dificultades para entenderla: “sólo los pobres la pueden tener”.

“Si queremos ser hombres y mujeres de esperanza, debemos ser pobres sin estar apegados a las cosas. Pobres, y abiertos hacia otras orillas. La esperanza es humilde y es una virtud que se trabaja todos los días: todos los días es necesario retomarla, todos los días es necesario tomar el cabo y comprobar que el ancla siga fija y que la tenga amarrada en la mano. Todos los días es necesario recordar que tenemos una garantía, que es el Espíritu que trabaja en nosotros con pequeñas cosas”.

Además de la Carta de San Pablo a los Romanos, el Papa Francisco se apoyó también en el Evangelio del día, de San Lucas, en la que Jesús compara el Reino de Dios con un grano de mostaza sembrado en el campo. Explicó que para que de la semilla surja el árbol hay que tener paciencia.

“La esperanza necesita paciencia, la paciencia de saber que nosotros sembramos, pero es Dios el que hace crecer”. “La esperanza es artesanal, es pequeña, es sembrar un grano y dejar que sea la tierra la que lo haga crecer”.

Por el contrario, “non se podría caminar, no se podría ir adelante porque no se sabría adónde ir. La esperanza nos da una seguridad: la esperanza no decepciona. Nunca. Si esperas, no te decepcionarás. Es necesario abrirse a la promesa del Señor”, concluyó el Papa.

A continuación, la lectura comentada por el Papa Francisco:

Lucas 13:18-21
18 Decía, pues: «¿A qué es semejante el Reino de Dios? ¿A qué lo compararé?
19 Es semejante a un grano de mostaza, que tomó un hombre y lo puso en su jardín, y creció hasta hacerse árbol, y las aves del cielo anidaron en sus ramas.»
20 Dijo también: «¿A qué compararé el Reino de Dios?
21 Es semejante a la levadura que tomó una mujer y la metió en tres medidas de harina, hasta que fermentó todo.»

0
0
0
s2smodern

“¿Cuál es el signo de que tú, cristiano, cristiana, eres un evangelizador? La alegría”. Así lo señaló el Papa Francisco este miércoles 2 de octubre durante la Audiencia General celebrada en la Plaza de San Pedro.

En su catequesis, el Santo Padre continuó explicando el Libros de los Hechos de los apóstoles en continuidad con las Audiencias Generales de los miércoles anteriores. Recordó cómo después del martirio de San Esteban se desencadenó una violenta persecución contra los discípulos.

Muchos cristianos escaparon de Jerusalén para buscar refugio en Samaria y Judea. Sin embargo, los apóstoles se quedaron en la ciudad santa a pesar del peligro.

“Las persecuciones”, explicó Francisco, “en vez de apagar el fuego de la evangelización lo alimenta todavía más”. De hecho, la huida de los discípulos de Jerusalén supone la expansión del anuncio evangélico, en primer lugar, por toda la provincia de la Palestina.

Por ejemplo, “el diácono Felipe comienza a evangelizar en la ciudad de Samaría, y numeroso son los signos de liberación y de curación que acompañan la Palabra”.

En esa evangelización de Felipe destaca el diálogo con el funcionario de la reina de Etiopía que se encontraba de viaje en la región. No era un funcionario cualquiera, era el administrador de sus tesoros, el equivalente, según la descripción del Pontífice, al “ministro de economía”.

Este etíope leía un fragmento del libro de Isaías, en concreto, el cuarto canto del “siervo del Señor”. Felipe se acercó a él y le preguntó: “¿Comprendes lo que estás leyendo?”. El etíope contestó: “¿Y cómo puedo comprenderlo si nadie me guía?”.

“Aquel hombre poderoso reconocía que necesitaba ser guiado para comprender la Palabra de Dios. Era el gran banquero, era el ministro de economía. Tenía todo el poder del dinero, pero sabía que sin una explicación no podía comprender. Era humilde”.

“Este diálogo entre Felipe y el etíope también nos hace reflexionar sobre el hecho de que no basta leer la Escritura, es necesario comprender el sentido, interiorizar el Espíritu que inspira la lectura”, afirmó el Papa. “Entrar en la Palabra de Dios supone estar dispuesto a salir de los propios límites para encontrar a Dios y someterse a Cristo que es la Palabra viva del Padre”.

El encuentro con Felipe llevó al funcionario etíope a pedir el Bautismo para profesar la fe en Jesucristo. “Es bello este encuentro. Pero, ¿quién empujó a Felipe a ir al desierto para encontrarse con este hombre? ¿Quién empujó a Felipe a acercarse a la carroza? Fue el Espíritu Santo. El Espíritu Santo es el protagonista de la evangelización”.

“‘Padre, yo voy a evangelizar’. ‘¡Ah! ¿Y qué haces?’. ‘Yo anuncio el Evangelio, y digo quién es Jesús, y busco de convencer a la gente de que Jesús es Dios…’. ‘Amigo, eso no es evangelización’. Si no está el Espíritu Santo no hay evangelización. Esto puede ser proselitismo, puede ser publicidad, pero la evangelización es dejarte hacer por el Espíritu Santo. Que sea Él el que te empuje al anuncio con el testimonio, con el martirio y con la Palabra”.

El Papa Francisco concluyó: “Del agua bautismal emerge un hombre nuevo, un extranjero no puede ser discriminado por un miembro del cuerpo de Cristo, porque, bautizado en Cristo, se ha revestido de Él y le pertenece para siempre”.

0
0
0
s2smodern

Este martes 1 de octubre, el Papa Francisco inauguró en la Basílica de San Pedro el Mes Misionero Extraordinario, que la Iglesia universal celebrará durante todo el mes de octubre, mes del Rosario, este 2019.

El Santo Padre señaló en su homilía que durante este mes seremos acompañados por los modelos de una religiosa, un sacerdote y una laica: Santa Teresa del Niño Jesús, San Francisco Javier y la venerable Paulina Jaricot, quienes muestran que “nadie está excluido de la misión de la Iglesia”.

El Papa señaló que “hoy entramos en el octubre misionero acompañados por tres ‘siervos’ que han dado mucho fruto. Nos muestra el camino Santa Teresa del Niño Jesús, que hizo de la oración el combustible de la acción misionera en el mundo. Este es también el mes del Rosario: ¿Cuánto rezamos por la propagación del Evangelio, para convertirnos de la omisión a la misión?”. 

“Luego -indicó- está San Francisco Javier, quizá después de San Pablo el más grande misionero de la historia. También él nos remueve: ¿Salimos de nuestros caparazones, somos capaces de dejar nuestras comodidades por el Evangelio?” 

“Y está la venerable Paulina Jaricot, una trabajadora que sostuvo las misiones con su labor cotidiana: con el dinero que aportaba de su salario, estuvo en los inicios de las Obras Misionales Pontificias. Y nosotros, ¿hacemos que cada día sea un don para superar la fractura entre el Evangelio y la vida? Por favor, no vivamos una fe ‘de sacristía’”, expresó.

“Nos acompañan una religiosa, un sacerdote y una laica. Nos dicen que nadie está excluido de la misión de la Iglesia”, afirmó el Papa.

A continuación una breve biografía de cada uno de ellos:

Santa Teresa del Niño Jesús

Santa Teresa del Niño Jesús nació en la ciudad francesa de Alençon, el 2 de enero de 1873, sus padres eran San Luis Martin y Santa Acelia María Guerin, canonizados el 2015. Murió en 1897 debido a una tuberculosis, y fue canonizada en 1925 por el Papa Pío XI. Proclamada como patrona mundial de las misiones, fue nombrada "Doctora de la Iglesia" por el Papa Juan Pablo II el 19 de Octubre de 1997 (Día de las misiones).

Se ofreció a Dios como su instrumento. Trataba de renunciar a imaginar y pretender que la vida cristiana consistiera en una serie de grandes empresas, y de recorrer de buena gana y con buen ánimo “el camino del niño que se duerme sin miedo en los brazos de su padre”.

En los últimos tiempos, mantuvo correspondencia con dos padres misioneros, uno de ellos enviado a Canadá, y el otro a China, y les acompañó constantemente con sus oraciones. Por eso, Pío XII quiso asociarla, en 1927, a san Francisco Javier como patrona de las misiones.

San Francisco Javier

San Francisco Javier nació en el castillo de Javier (Navarra) el año 1506. Cuando estudiaba en París, se unió al grupo de San Ignacio de Loyola. Fue ordenado sacerdote en Roma el año 1537, y se dedicó a obras de caridad. El año 1541 marchó al Oriente. Evangelizó incansablemente la India y el Japón durante diez años, y convirtió muchos a la fe. Murió el año 1552 en la isla de Sanchón Sancián, a las puertas de China.

Venerable Paulina Jaricot

Paulina Jaricot nació en Lyon (Francia) en 1799, fundadora de la Propagación de la Fe, falleció en 1862, y veinte años después, fue proclamada venerable en 1963 por el Papa Juan XXIII.

Desde pequeña demostró una gran inclinación por ayudar a los misioneros, y pedía a Dios que la ayudará. Inspirada por la narración de una sirvienta, y por una homilía sobre la vanidad, decide empezar una nueva obra llamada Propagación de la fe, la cual consistía en grupos comprometidos en dar cada limosna para los misioneros, y ofrecer oraciones y pequeños sacrificios por ellos.

En 1882, el Papa León XIII extendió la Obra de la Propagación de la Fe a todo el mundo, celebrándose en el mes de octubre (y especialmente en el tercer domingo de este mes), donde se ofrecen oraciones, sacrificios y limosnas por las misiones y los misioneros del mundo entero.

Con el ejemplo de estos santos, el Santo Padre hace un llamado a hacer “cada día sea un don para superar la fractura entre el Evangelio y la vida”, y dejar de tener una fe “de sacristía”.

0
0
0
s2smodern

Seguinos en Facebook

Twitter Papa Francisco

Horarios

Santo del Día

15 Noviembre 2019

Música Católica

Noticias Nacionales

Grid List

Para la Inscripción, se requiere:  

  • Tener 9 Años o estar cursando el 4to grado
  • Presentarse los padres para la Inscripción en Sede parroquial- En el caso de haber realizado la pre-inscripción llevar la documentación y corroborar los datos.
  • Traer Folio, una Fotocopia de DNI y Constancia de Bautismo (en lo posible)

Inscripciones:   Los días Sábados  10 y 17 de marzo, de 08:30 a 10:00  Horas

                          (San Marcos 3865 – Villa Urquiza)

17 de Marzo :  08:30 Horas Misa de Inicio de Catequesis (para todos los grupos)

5
0
0
0
s2smodern

Tras las elecciones presidenciales y parlamentarias del 27 de octubre en Argentina, la causa provida en el país se enfrenta a un panorama complejo, con un nuevo presidente, Alberto Fernández, que ofreció legalizar el aborto.

En diálogo con ACI Prensa, Santiago Santurio, director de Votá 2 Vidas, señaló que “estamos en un escenario complejo, donde el Congreso tiene una mayoría en diputados verde, abortista, y por el otro lado, en el Senado, hay una mayoría provida, pero una mayoría muy frágil”.

Santurio advirtió que esta mayoría en el Senado argentino es muy escasa, y “hay algunos senadores que si bien votaron en contra (del aborto) en el 2018, tenemos dudas de que vuelvan a votar así en el caso de que se abriera un nuevo debate”. “Es compleja la situación”, añadió.

El 27 de octubre, Alberto Fernández, que lleva en su equipo como vicepresidenta a Cristina Fernández de Kirchner, ganó las elecciones presidenciale con 48.1% de los votos. En segundo lugar quedó el actual presidente de Argentina, Mauricio Macri, con 40.37%.

Fernández de Kirchner fue presidenta de Argentina en dos periodos entre 2007 y 2015. Antes de eso, entre 2003 y 2007, fue primera dama del país cuando gobernó su fallecido esposo Néstor Kirchner.

Santiago Santurio señaló que si bien el resultado pareciera no ser del todo positivo, “porque terminamos teniendo menos legisladores de los que teníamos hasta este año”, por otro lado se observan logros como que “en algunas provincias se pudo meter más legisladores provida de los que se esperaban”.

Además, destacó que en las elecciones generales se lograron mejores resultados que en las previas PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias).

“Se notó claramente un crecimiento del movimiento provida y que el voto celeste, el voto provida, tuvo un gran peso en esto”, destacó.

Además, Santurio recordó el cambio de Mauricio Macri, que durante su gobierno abrió las puertas al debate de la despenalización del aborto y tuvo un ministro abortista, pero que en el periodo electoral “salió con el pañuelo celeste, a decir que estaba a favor de las dos vidas”.

“Esto claramente lo hizo porque vio que sumaba votos y era conveniente ser provida a la hora de las elecciones”, dijo.

El director de Votá 2 Vidas señaló sin embargo que los provida en Argentina “por delante tenemos muchísimo trabajo”, pues “la democracia no es solamente participar en las elecciones sino que pasadas las elecciones debemos seguir cerca de los legisladores, seguir cerca del Poder Ejecutivo, seguir controlando, reclamando y sobre todo hacer escuchar nuestras demandas”.

Además, señaló, “tenemos que trabajar más unidos, más organizados, de manera más estratégica, llevando acciones más concretas para que la gente se concientice de la importancia de las dos vidas, defender las dos vidas e ir en contra de la cultura de la muerte”.

“Y sobre todo en oración y con buenas intenciones”, dijo.

“Eso fue clave para lograr el rechazo del aborto en 2018 y es clave ahora para mantener a Argentina en defensa de las dos vidas”, concluyó.

0
0
0
s2smodern

Noticias de AICA

AICA

15 Noviembre 2019

  • Mons. Wagner recibirá su ordenación episcopal este sábado
    El arzobispo de Bahía Blanca, monseñor fray Carlos Alfonso Azpiroz Costa OP, ordenará obispo titular de Gergi y auxiliar de Bahía Blanca a monseñor Jorge Luis Wagner el sábado 16 de noviembre a las 10.30 en la parroquia San José Obrero, de Pueblo San José.
  • Mons. Mestre: La Argentina necesita “un pacto redistributivo serio”
    El obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, recibió en la mañana del 14 de noviembre al sociólogo Agustín Salvia, director del Observatorio de Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA). Durante el encuentro, coincidieron en la necesidad de que en la Argentina haya “un pacto redistributivo serio para resolver los problemas estructurales”.
  • Mons. Castagna: “Nunca los tiempos fueron fáciles para presentar y vivir el Evangelio”
    “Las limitaciones que nos afligen, las enfermedades e injusticias que padecemos, constituyen la propia cruz, la que Cristo nos exhorta a cargar. También es cruz ‘a cargar’, el combate que nos corresponde para restablecer la justicia y cauterizar las heridas de nuestros hermanos, de sus comunidades y pueblos”, afirmó el arzobispo emérito de Corrientes, monseñor Domingo Salvador Castagna.

PRÓXIMOS EVENTOS