Noticias Vaticano
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Unas 800 mil personas participaron en la procesión en honor al Señor del Milagro en Salta, Argentina, el 15 de septiembre.

Luego de largas caminatas por cerros y quebradas, miles de peregrinos del norte del país y de otras zonas llegaron hasta la Basílica Santuario para participar en las fiestas, que llevaron por lema “Caminemos juntos, como Iglesia peregrina, hacia delante”. 

La procesión comenzó con la salida de la Cruz Primitiva desde la Basílica Santuario, seguida por las imágenes de la Virgen de las Lágrimas y de la Virgen del Milagro. Luego, siguió la imagen del Señor del Milagro, saludada por miles de pañuelos blancos y el tañido de las campañas. 

Frente al monumento 20 de Febrero, el Arzobispo de Salta, Mons. Mario Antonio Cargnello, dirigió la renovación del Pacto de Fidelidad de los salteños y reflexionó en la alegría de contar con dos reliquias de los apóstoles Felipe y Santiago desde el pasado 8 de septiembre.

“Dios es familia y el hombre está llamado a contribuir al crecimiento de la humanidad desde la familia; por eso, fundados en el misterio de Dios hemos de construir juntos una historia común”, alentó Mons. Cargnello.

“Nuestra patria es un don de Dios, confiado a nuestra libertad, un regalo de amor que debemos cuidar y mejorar cada día. Amar a la patria haciéndonos cargo de los hermanos es un compromiso ineludible que debemos asumir entre todos con apertura de corazón. El rostro del Padre se hará transparente a nuestros ojos en la medida en que el rostro de los hermanos más necesitados manifieste la alegría de nuestro servicio, de nuestra caridad”, reflexionó. 

“En la compleja trama de la vida social nuestra presencia cristiana debe testimoniar la justicia y la misericordia. No excluyamos a nadie, seamos justos con todos y en toda nuestra vida”, continuó.

En ese sentido, el Arzobispo de Salta explicó que “la solidaridad será eficaz en la medida en que trabajemos por la promoción real del más necesitado, para contribuir al crecimiento de su dignidad y de toda su capacidad creativa”. 

Hasta la fiesta del Señor del Milagro también llegaron el Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Mons. Oscar Vicente Ojea; el Secretario del Dicasterio para la Nueva Evangelización del Vaticano, Mons. Octavio Ruiz Arenas; y otros prelados argentinos.

Desde el gobierno participaron el presidente de Argentina, Mauricio Macri, junto a su esposa; el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey; entre otras autoridades. 

0
0
0
s2smodern